Noviembre 23, 2019

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Policia LocalLa Policía Local de Eivissa ha detenido en las últimos horas a tres personas, una de ellas por un delito de agresión y atentado a los agentes de la autoridad. En cuanto a las otras dos detenciones, se trata de una pareja, la mujer menor de edad, que habían discutido y se habían agredido mutuamente.

Las primeras detenciones corresponden a la pareja. El suceso tuvo lugar a las 8.38 horas de la mañana en la calle Jondal. Se recibió una llamada en la Sala de 092 comunicando que se estaba produciendo una fuerte discusión entre una pareja en la vía pública, con agresión.
La Policía Local se persona en el lugar y localiza a la chica que, además de varias lesiones en las piernas y la ropa rasgada, presenta un fuerte estado de ansiedad.

La patrulla actuando al darse cuenta de que se trataba de una menor (17 años), solicitan el apoyo de la Unidad de Policías Tutores, para que se haga cargo de la agente femenina de la Unidad que se entrevista con la víctima y esta les informa que su pareja le ha agredido y se ha marchado, facilitando el domicilio donde se podía encontrar la pareja.
Mientras,los agentes de Policía Tutor se hacen cargo de la chica, la patrulla se dirigen al domicilio del presunto agresor y localizan al joven (24 años) que presenta heridas recientes por arañazos en la cara y golpes en la nariz y labio. Además manifiesta que su pareja le arrojó una piedra que impactó en la luna del vehículo, fracturándosela.
Una vez atendidos los dos en centro sanitarios, fueron trasladados en calidad de detenidos a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía para la instrucción de diligencia.

El otro suceso se produjo esta noche, a las 00.20 horas, en la calle de Tarragona, en el que se ha visto implicado un hombre de 28 años que ha sido detenido por agresión y por atentado a los agentes de autoridad.
Cuando la patrulla se encontraba circulando por la calle de Tarragona, han sido requeridos por el vigilante de un establecimiento hotelero, informando que tenía retenido a un hombre que había agredido a su compañero de habitación y que se encontraba en un gran estado de agresividad y agitación.

Los agentes actuantes han intentado reducir con la ayuda del vigilante a esta persona, la cual ofrece una fuerte resistencia y agresividad y propina un mordisco en el brazo a uno de los agentes.

Tras lograr reducir al detenido y, dado el estado de excitación y agresividad que este presentaba, provocado presuntamente por el consumo de algún tipo de sustancia estupefaciente, se ha requerido la presencia de una ambulancia del 061, el personal del que ha tenido que sedar al detenido, siendo trasladado posteriormente al Hospital de Can Misses.
A las 6.00 h. le daban el alta médica y es presentado en dependencias del Cuerpo Nacional de Policía donde quedó detenido.