Agosto 15, 2020

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

CetisEl Ayuntamiento de Eivissa amplía las ayudas a Cruz Roja y Cáritas con un nuevo convenio a reforzar la compra de alimentación por valor de 120.000 euros.

El Ayuntamiento de Eivissa amplía la aportación de los convenios a Cáritas y Cruz Roja con dos nuevos convenios por valor de 60 mil euros por cada una de las entidades. Esta modificación de las subvenciones se llevan a aprobación en el pleno que se celebrará mañana jueves 28 de mayo.

Estos convenios están dirigidos a reforzar la atención hacia las personas y las familias en situación de vulnerabilidad social del municipio y para la distribución de alimentos a consecuencia de la situación de emergencia social creada por la COVID-19.
El Ayuntamiento de Eivissa considera necesario implementar unas medidas extraordinarias para promover y reforzar la atención a las personas y familias en situación de vulnerabilidad social en la distribución de alimentos a consecuencia de la situación de emergencia social creada por la COVID-19 en la ciudad de Eivissa.

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Eivissa, Carmen Boned, ha afirmado que 'ahora más que nunca es necesario el apoyo institucional a las entidades a las que también se dirige la ciudadanía. Estos convenios refuerzan las actuaciones de la concejalía y permitirán llegar a muchas personas que necesitan de manera diaria y urgente, alimentación y productos de primera necesidad'.

Los convenios de Cáritas y Cruz Roja, permitirán incrementar el servicio de distribución de alimentos de manera gratuita entre la ciudadanía de mayor vulnerabilidad social y económica para poder hacer una cobertura inmediata de las necesidades alimentarias y que, en las circunstancias actuales, resulta capital para asegurar que la ciudadanía cubra las necesidades alimentarias.

El proyecto de distribución de alimentos se encuentra integrado en el catálogo de prestaciones de las Unidades de Trabajo Social de la concejalía de bienestar social del Ayuntamiento de Eivissa y representa un primer escalón de trabajo con las personas y familias que presentan una alta vulnerabilidad.