Diciembre 10, 2019

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Can BotinoSe trata de una medida cautelar propuesta por el equipo de gobierno para evaluar el impacto ambiental que permite el actual planeamiento en la zona.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Eivissa planteará mañana martes en una sesión plenaria extraordinaria la aprobación de una propuesta de paralización de licencias, de manera cautelar y durante máximo un año, en el Polígono 32, que corresponde a la zona de caso Mut y Eivissa Nueva. El objetivo de esta medida es poder analizar y revisar los parámetros y el impacto medioambiental de las construcciones que el planeamiento urbanístico en vigor prevé en la zona, fundamentalmente un entorno rural.

Con el actual planeamiento urbanístico, una vez no ha sido aprobado el Plan General de Ordenación Urbana de 2016, se pueden construir edificios de gran volumen en las diferentes parcelas. De hecho, en este espacio ya se han iniciado las obras de algunas viviendas unifamiliares y se han informado varias licencias de nueva planta. En concreto, los Servicios Técnicos del Ayuntamiento de Eivissa, informan que se han recibido 23 solicitudes de licencia, de las cuales 7 han sido autorizadas y están en un estado de ejecución más o menos avanzado; 1 licencia ha sido denegada y 5 licencias no han iniciado obras. El resto de solicitudes están pendientes de resolverse por falta de informes sectoriales o documentación.

Ante esta situación, la teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Eivissa, Elena López, explica que 'la paralización cautelar que se propone obedece a una necesidad de estudiar la nueva situación urbanística de manera pausada para poder proteger, en la medida de lo posible, este espacio'.

Cabe decir que las licencias otorgadas y en construcción cumplen los parámetros del PGOU del 1987 y del 2016 y, en este sentido, no llegan en ningún caso al máximo de edificación que marca el Plan Territorial Insular en suelos rústicos.

La documentación urbanística y tramitación de la edificabilidad de este polígono se realizó a finales de los 90, bajo los criterios urbanísticos del PGOU del año 70, y terminó aprobándose su tramitación durante la legislatura de 2011-2015.

El hecho de que en las últimas semanas los Servicios Técnicos hayan podido constatar el impacto ambiental de la construcción de las viviendas con el planeamiento urbanístico actualmente en vigor ha motivado la propuesta de medida cautelar planteada por el equipo de gobierno, con el objetivo de poder estudiar correctamente este impacto y permitir que pueda prevalecer el interés general paisajístico de la zona.

Enlace a:
· Corte de voz de la concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Eivissa, Elena López